¡Precio rebajado! ACEITE ESENCIAL DE ARBOL DEL TÉ Ver más grande

ACEITE ESENCIAL DE ARBOL DEL TÉ

AEN0010010

Nuevo

El aceite esencial del Árbol de té refuerza y estimula el sistema inmunitario. Es un potente antiséptico y bactericida muy eficaz ante infecciones de todo tipo. Regenerador celular y buen cicatrizante. Tiene acción antiinflamatoria. Estimula el cuero cabelludo. Balsámico y expectorante. Antiviral.

Es revitalizante y tranquilizante frente a distintos trastornos nerviosos.

Más detalles

6,40 € impuestos incl.

-20%

8,00 € impuestos incl.

Ficha técnica

Nombre botánico: Melaleuca alternifolia
Nombre INCI: Melaleuca alternifolia oil
Obtención: Destilación por arrastre de vapor de hojas y ramas jóvenes.
Aromas: Intenso, fresco, silvestre.
Color: Liquido transparente, desde incoloro a amarillo pálido.
Cantidad: 10 ml.
Medidas: 64 mm x 24 mm aprox.
Presentación: Envase de vidrio color topacio con obturador cuenta gotas y tapón precinto.
Procedencia: Australia
Ingredientes: Aceite esencial del árbol del te

Más información

Propiedades dermatológicas, curativas y aplicadas en aromaterapia.

El aceite esencial del Árbol del té es muy importante en la salud del sistema inmunológico porque aumenta la capacidad del cuerpo para combatir cualquier infección ya sea bacteriana, vírica o fúngica.

Actúa como bactericida, fungicida, antialérgico y antiinflamatorio cutáneo siendo eficaz en casos de acné, pie de atleta y micosis. También es útil en úlceras bucales, herpes labial y gingivitis.

Es extraordinariamente eficaz para prevenir y eliminar las liendres y también para aliviar las picaduras de insectos. 

Activa la renovación del tejido cutáneo acelerando la curación de heridas sobre todo en el proceso de cicatrización. Difumina las marcas de lesiones o quemaduras y también las arrugas y las manchas actuando ante el envejecimiento prematuro de la piel.

Tiene un efecto estimulante sobre el cuero cabelludo que actúa como astringente para el pelo excesivamente graso y también frente a la caspa.

Además tiene excelentes propiedades balsámicas y expectorantes muy eficaces para aliviar la congestión bronquial, la tos, el asma, la gripe y también la sinusitis.


Propiedades anímicas y sensitivas.

El aceite del Árbol del te es tranquilizante, refrescante y revitalizante y por tanto muy utilizado para aliviar trastornos anímicos como depresión nerviosa o estrés.

Relaja y reactiva estableciendo una conexión de equilibrio entre la energía, el cuerpo y la mente.


OBSERVACIONES:

Uso externo. Diluir siempre en aceites base o portadores.
No ingerir.
Evitar el contacto con ojos y mucosas.
Durante el periodo de embarazo consultar al médico o terapeuta sobre que aceites son recomendables. 
En caso de hipersensibilidad o irritación dejar de utilizar inmediatamente.
Mantener alejado de los niños.