¡Precio rebajado! ACEITE ESENCIAL DE LAVANDA Ver más grande

ACEITE ESENCIAL DE LAVANDA

AEN0090010

Nuevo

El aceite esencial de lavanda tiene múltiples propiedades beneficiosas ante diversas afecciones de la piel.
Es antiinflamatorio y antiespasmódico aliviando dolores musculares, artritis y reumatismo. 
Está indicado para mejorar el tracto respiratorio y el sistema digestivo.
Anímicamente contribuye a paliar distintos problemas nerviosos y emocionales.

Más detalles

6,40 € impuestos incl.

-20%

8,00 € impuestos incl.

Ficha técnica

Nombre botánico: Lavándula angustifolia
Nombre INCI: Lavándula angustifolia Oil
Obtención: Destilación por arrastre de vapor de las sumidades floridas.
Aromas: Característico, fresco, herbáceo, floral.
Color: Líquido amarillo transparente.
Cantidad: 10 ml.
Medidas: 64 mm x 24 mm aprox.
Presentación: Envase de vidrio color topacio con obturador cuenta gotas y tapón precinto.
Procedencia: España
Ingredientes: Aceite esencial de lavanda

Más información

Propiedades dermatológicas, curativas y aplicadas en aromaterapia.

Dermatológicamente tonifica, revitaliza y descongestiona la piel.
Es un regulador sebáceo eficaz en las pieles grasas, los abscesos y el acné.
Es antiséptico y analgésico por lo cual mejora las manifestaciones de la psoriasis, eccemas y otros tipos de dermatitis.
Excelente cicatrizante de lesiones como quemaduras, heridas y picaduras. 
Actúa también como repelente de insectos.

El aceite de lavanda es un antiinflamatorio muy eficaz frente al dolor muscular, lumbalgias, artritis y reumatismos.

En el tracto respiratorio tiene funciones expectorantes y antibióticas beneficiosas en problemas de bronquitis, asma, resfriados, laringitis, faringitis y otras infecciones de garganta.


Propiedades anímicas y sensitivas.

A nivel emocional es un calmante natural con efectos relajantes sobre el sistema nervioso que alivian la tensión, el dolor de cabeza y es sedante en casos de insomnio. Anímicamente favorece el equilibrio mental siendo muy eficaz ante la depresión, la ansiedad y el agotamiento mental en general.

 

OBSERVACIONES:

Uso externo. Diluir en aceites base o portadores salvo prescripción del terapeuta.
No ingerir sin recomendación terapéutica o médica.
Evitar el contacto con ojos y mucosas.
Durante el periodo de embarazo consultar al médico o terapeuta sobre que aceites son recomendables. 
En caso de hipersensibilidad o irritación dejar de utilizar inmediatamente.
Mantener alejado de los niños.
Para su conservación mantener alejado del calor y la luz solar.